Prodemu: Un actor clave en la reducción de las brechas de género en Chile

En Chile sigue siendo un desafío el cambio cultural para que las mujeres logren participar en igualdad de oportunidades con los hombres en el espacio público. Es necesario ir borrando los estereotipos que aún persisten en nuestra sociedad y que impiden la transformación urgente que debemos experimentar para lograrlo.

PRODEMU aporta a generar este cambio, desde hace 31 años, trabajando con más de 66.000 mujeres al año, en todo Chile, para avanzar en su empoderamiento, a través de capacitaciones y cursos con enfoque de género en 9 rutas de aprendizaje que impulsan su inserción laboral, la participación ciudadana, su asociatividad y su autonomía integral. La Fundación para la Promoción y Desarrollo de la Mujer promueve y forma a las mujeres en el ejercicio libre e informado de sus derechos en todas las áreas de la sociedad.

Según la OCDE,las brechas de género son menores en las zonas urbanas que en las rurales en toda América Latina. Nuestro país es eminentemente rural, por lo que durante los años 2018 al 2021, PRODEMU ha avanzado en su presencia territorial, posicionándose en el total de las provincias del país, desde las ciudades de Putre, en Parinacota a Puerto Williams, en la Antártica Chilena, con 66 sedes en todas las regiones.

 

“Las mujeres en los distintos rincones de Chile viven, sienten y se desenvuelven de manera diferente, dependiendo del lugar en que habitan, por lo que PRODEMU adapta su quehacer a cada una de esas realidades. La importancia de acercar nuevas oportunidades a otros territorios se hace indispensable para que las mujeres puedan desarrollarse” explica la Directora Nacional de PRODEMU, Paola Diez Berliner. “Las diferencias en relación a la geografía y al clima de nuestro país, en el acceso a la conectividad y a los servicios públicos y la dificultad en el ejercicio de los derechos de las mujeres que habitan nuestro país, determina sus proyectos de vida y su desarrollo, de ahí la relevancia de conocer y escuchar a las mujeres en su propio espacio”.

Paola Diez comenta que la experiencia de conocer la realidad local, permite lograr una mirada multidimensional respecto a aspectos económicos, políticos, sociales, medio ambientales, de brechas de género. “En otras palabras, sin enfoque territorial ni realidad local, no se pueden distinguir las necesidades de las mujeres y menos hacer políticas públicas enfocadas en ellas”, explicó la directora. 

Otro de los avances que deja el trabajo de PRODEMU en los últimos cuatro años, es la inauguración del Centro de Estudios de Género. Diez destaca que “tiene como objetivo darle voz a las más de 1.500.000 mujeres con las que hemos trabajado, las que más lo necesitan, desde que Prodemu tienen registros”. Esta nueva herramienta permite ir un paso adelante en identificar, con estudios y encuestas, las problemáticas de género que se deben abordar para avanzar en la igualdad de oportunidades y dignidad de las mujeres.

Tan relevante fue el rol del Centro de Estudios de Género, que en abril de 2020, recién iniciada la pandemia, una de sus encuestas, “TIC mujeres 2020”, reveló que un 20,8% de las mujeres no poseía internet por cuenta propia, argumentando dificultad en el acceso a infraestructura tecnológica, competencias digitales y limitaciones financieras. Además, dejó al descubierto problemáticas como que, la mayoría de las mujeres eran analfabetas (lector y digital), lo cual se producía por la falta de tiempo y que estos conocimientos no eran de interés o prioritarios para ellas.

Ante esta problemática, PRODEMU, que es presidida por la Primera Dama, Cecilia Morel, puso el acelerador a un proyecto llamado Ruta del Empoderamiento Digital, que llaman  revolución digital, el cual logró conectar a más de 19.000 mujeres a lo largo de todo Chile, poniendo a su disposición planes de internet gratuitos, para que pudieran participar en los talleres y capacitaciones on line de Prodemu. De ellas, 6500 mujeres accedieron a conectividad por 12 meses, asociada a capacitación en competencias digitales y acompañamiento permanente, con entrega de celulares y así formaran parte activa de redes de desarrollo, apoyo y comercialización, declarando que transformaron sus vidas a través de la digitalización.

Otro gran aporte que deja PRODEMU es la formación en nivelación de estudios de enseñanza escolar media. Hay una cifra que en Chile es muy poco conocida. En el país hay cerca de 4 millones 900 mil personas que no han terminado su educación escolar, hombres y mujeres. En un 55% son mujeres. Lo grave de esta realidad es que, para acceder a un trabajo dependiente, se requiere la licencia media que otorga el Ministerio de Educación. “En el caso de las mujeres, las causas de deserción son causas de género, pues ellas desertan porque deben hacerse cargo de las labores domésticas o labores de cuidado, por un embarazo temprano, por problemas familiares, o necesidad de generar ingresos.”, señaló Paola Diez. Durante dos años, se capacitaron y acompañaron en este proceso a más de 7.000 mujeres, de todas las edades, para que estudiaran, rindieran sus exámenes y obtuvieran su licencia media con fines laborales, aportando así a la autonomía económica de todas ellas.

Biblioteca de las Mujeres

Es un gran aporte que está dejando PRODEMU en esta administración. Es la primera biblioteca pública con enfoque de género en Latinoamérica. Se quiso acercar a PRODEMU a la comunidad. Al principio en Santiago Centro, porque está ubicada en Agustinas, sin embargo, después se amplió, por lo que a través de  www.bibliotecadelasmujeres.cl, se tiene acceso en todo Chile.

“Esta iniciativa que tiene que ver con hacer visibles las instituciones que se dedican a las mujeres para que lograremos avanzar en un cambio cultural para que todas las mujeres tengamos las mismas oportunidades que los hombres,” señaló Paola.

Actualmente, incluso el 20% de los libros que leen los niños y niñas en los colegios en Chile, está escrito por mujeres, el 80% está escrito por hombres. Nuevamente existe otra desigualdad.

Esta es la primera biblioteca de las mujeres que reúne todo tipo de literatura universal, ensayos, cuentos, novelas, documentación de las distintas corrientes en Chile y el mundo sobre el feminismo. “Hoy día viene un gobierno que se declara feminista, es importante una iniciativa como ésta. Nosotros nos adelantamos y creamos éste increíble lugar. Es pública y reúne más de 1.500 títulos”, cuenta la directora. Se trata de un lugar, un espacio para que las mujeres, hombres y niños y niñas se conecten, estudien y tengan un lugar propio.

Para complementar, de acuerdo al Centro de Estudios de PRODEMU, y la encuesta “Tiempo de Ocio, Recreación y Lectura, 2021”, demostró que el factor económico es un aspecto determinante para no leer, ya que un 40% de la encuesta señaló que, “los libros son muy caros” desmotivando la lectura. Desde PRODEMU explican que con la cultura se logra un autoanálisis de mayor profundidad.

En ese sentido, la directora de la fundación indicó que “el acceso a la información es clave para que una sociedad pueda tomar decisiones. A través de la lectura se incentiva la educación y el empoderamiento y con la Biblioteca de las Mujeres se abre un mundo a la literatura femenina, la cual ha sido bastante invisibilizada a través de los años”, concluyó Diez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *