MOP entregó terrenos para iniciar construcción del Museo Antropológico San Miguel de Azapa

Proyecto no sólo tendrá impacto a nivel educativo y cultural, sino también incentivará el turismo y la actividad económica, pues se estima que tendrá una afluencia de 12 mil visitantes al año.

840 días corridos será el plazo que tendrá la empresa contratista que estará a cargo de la construcción del “Museo Antropológico San Miguel de Azapa”, la que recibió los terrenos donde se edificará la mega obra, en un acto técnico administrativo interno que contó con la presencia del seremi del MOP, Guillermo Beretta y del director de la Dirección de Arquitectura, Felipe Valderrama Mujica.

El proyecto del Plan Regional que ejecutará el MOP y que generará unos 180 puestos de trabajo, tiene como objetivo el relevar y preservar los restos arqueológicos de la cultura Chinchorro, la que destaca a nivel mundial por haber desarrollado el sistema de momificación artificial más antiguo que se conozca.

“Estamos contentos como Gobierno, ya que estamos dando el inicio -con este acto técnico administrativo- a un proyecto emblemático y esperado por la ciudadanía, para habilitar un museo de nivel internacional, con un recorrido y museología flexible para los visitantes y espacios para la investigación, conservación, exposición y educación o extensión”, explicó el Seremi de Obras Públicas, Guillermo Beretta.

La autoridad detalló que el proyecto tiene un presupuesto por sobre los $18.600 millones, financiado por el Gobierno Regional de Arica y Parinacota ($13.973 millones) y por el MOP ($4.600 millones), resaltando que “se podrán exhibir tanto las piezas arqueológicas que actualmente se presentan en el museo de la UTA, como las más de 2 mil 500 piezas arqueológicas que se encuentran guardadas debido a la inexistencia de un lugar adecuado para su exhibición, algunas de las cuales datan de hace 9 mil años”.

DATOS

El museo se ubicará en el km 12 del valle de Azapa, en un terreno de casi 12 mil metros cuadrados del campus Azapa de la Universidad de Tarapacá. El recinto tendrá 4.953 m2 construidos, divididos en dos edificios. El primero de ellos corresponderá al museo mismo, con salas de exposición, depósitos y laboratorios debidamente climatizados y protegidos de la luz natural, de manera de no afectar a las piezas patrimoniales. El edificio de servicios, por su parte, albergará el área de extensión, oficinas administrativas, oficinas de investigadores, el hall de recepción y la cafetería.

Además, se construirán más de 5 mil m2 de obras exteriores para accesos vehiculares y peatonales, áreas verdes y sombreaderos, que permitirán que los asistentes disfruten de un nuevo espacio público que no tiene precedentes en el Valle de Azapa. De esta forma, se asume que este museo no sólo tendrá impacto a nivel educativo y cultural, sino también incentivará el turismo y la actividad económica, pues se estima que tendrá una afluencia de 12 mil visitantes al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *