Biro Arica recuperó teléfonos celulares de alta gama que fueron sustraídos desde una empresa de telefonía de la ciudad

Gracias a la investigación de los detectives, ha sido posible recuperar equipos avaluados en más de 15 millones de pesos.

Fue la denuncia por el delito de Robo en Lugar no Habitado que afectó a las bodegas de una empresa de telefonía móvil ubicada en el centro de la ciudad ocurrido  el pasado mes de febrero que hizo posible la investigación de los oficiales policiales de la Brigada Investigadora de Robos (Biro), permitiendo en primera instancia la ubicación de 14 teléfonos celulares de alta gama, avaluados en 15 millones 400 mil pesos.

El 1 de febrero se produjo la sustraccción millonaria de una importante cantidad de teléfonos celulares smartphone de diversas marcas y modelos, entre ellos equipos IPhone de la marca Apple, por lo que con la denuncia efectuada comenzaron las indagaciones de los detectives de esta brigada especializada, permitiendo determinar la identidad y ubicación de las personas que se encontraban utilizando en la actualidad parte de los teléfonos sustraidos en esa oportunidad.

Mediante diversas diligencias investigativas efectuadas, los detectives dieron con la ubicación de 14 teléfonos IPhone, los más costosos de los sustraidos, deteniendo a 13 personas por el delito de Receptación  flagrante, quedando todos en libertad tras ser entrevistados y devolviendo la especie en cuestión.

Las personas detenidas manifestaron que los equipos telefónicos fueron adquiridos a un precio claramente inferior a su valor de mercado y que lo habían comprado a través de redes sociales locales que los ofrecían a la venta.

“Las indagatorias para dar con la ubicación de los otros equipos continúan por parte de los oficiales policiales a fin de la recuperación total de las especies”, señaló el jefe subrogante de la Biro Arica, comisario David Guajardo.

Asimismo, el jefe policial hizo un llamado a “la comunidad a no comprar en redes sociales y que lo hagan en lugares establecidos y en el comercio formal, las personas se tientan con precios bajos que venden de ciertos productos y en el fondo no saben que están cometiendo un delito, que en este caso es el de Receptación”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *