Tribunal Oral de Arica condena a 5 años y un día de presidio efectivo a autor de tráfico de migrantes agravado en la frontera con Perú

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Arica condenó hoy –martes 12 de octubre– a Gustavo Antonio Rosario Javier a la pena de 5 años y un día de presidio efectivo, en calidad de autor del delito consumado de tráfico agravado de migrantes. Ilícito sorprendido en octubre del año pasado, en el sector de Pampa Concordia.

En fallo unánime (causa rol 248-2021), el tribunal –integrado por los magistrados Eduardo Rodríguez Muñoz (presidente), Héctor Gutiérrez Massardo (redactor) y Carlos Rojas Staub– aplicó, además, a Rosario Javier las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena; más el pago de una multa a beneficio fiscal de 10 UTM de las costas de la causa.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que en días previos al 3 de octubre de 2020, “el acusado Gustavo Antonio Rosario Javier, junto a otras dos personas de nacionalidad venezolana (Rafael José Peña Linares y Franki José Riko López), además de otros sujetos no identificados que se desempeñan como taxistas en la ciudad de Tacna, en esa ciudad, ofrecieron a personas de nacionalidad venezolana sin residencia en Chile, ser ingresados ilegalmente a territorio nacional, previo pago de una suma de dinero. De esa forma un grupo de ciudadanos venezolanos, entre los cuales había 2 niños de 11 y 6 años, tomó contacto con el acusado”.

“Que la víctima de iniciales D.G.I. pagó la suma de U$500 para ingresar junto a D.G.L., con sus dos hijos de 6 y 11 años de edad, además de J.V.A. y E.C.M.; y a su vez la víctima L.B.A. canceló $350 para ingresar junto con C.H.A. (embarazada), M.P.C. y A.L.P”, añade.

“Que el acusado y los otros sujetos trasladaron en taxis a los 10 migrantes a un sector cercano al complejo Santa Rosa en la frontera de Perú con Chile, quedando el acusado y los otros sujetos con la tarea de llevar a las víctimas a Chile por un paso no habilitado” afirma la resolución.

Para el tribunal, en dicho contexto, “(…) el cruce fue iniciado en la madrugada del 03 de octubre de 2020 caminando e ingresando al país por el Hito 17, cruzando la Quebrada Escritos para llegar al sector de Pampa Concordia, a la altura del hito 15, siendo divisados por personal del Ejército que estaba en el lugar, quienes denunciaron estos hechos a Carabineros de Chile, logrando sus detenciones a las 6:00 de la madrugada aproximadamente”.

“Que fue el acusado quien cobró y recibió el dinero pagado por las víctimas; en tanto que los ciudadanos venezolanos Rafael Peña y Franki Riko les correspondió la función de guiar a las víctimas por la ruta, sin perjuicio de las instrucciones que daba en la misma ruta Gustavo Rosario para evitar que los sorprendiera la policía. Este último además ordenó a los migrantes borrar cualquier mensaje relativo a los hechos en sus teléfonos celulares”, concluye.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *