Tribunal Oral de Arica condena a 12 y 10 años de presidio efectivo a autores de robos

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Arica condenó hoy –martes 20 de julio– a J.I.G.M. y D.B.A.F. a la pena única de 12 años de presidio efectivo, en calidad de autores de tres delitos de robo con fuerza en las cosas en lugar habitado o destinado a la habitación; más autoría en el delito de robo con violencia en el caso del primero y receptación, en el caso del segundo. Ilícitos perpetrados entre febrero y marzo de 2018 en la ciudad.

En fallo dividido, el tribunal –integrado por los magistrados Óscar Huenchual Pizarro (presidente), Mauricio Petit Moreno (redactor) y Mario Reyes Trommer– aplicó, además, a J.I.G.M. y D.B.A.F. las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras duren las condenas.

Además, el tribunal impuso a D.B.A.F. la sanción única de 10 años de internación en régimen cerrado con programa de reinserción social, en calidad de autor de tres delitos de robo con fuerza en las cosas en lugar habitado o destinado a la habitación, cometidos en enero, febrero y marzo de 2018; y de dos delitos de robo con violencia, perpetrados en enero y febrero de 2018, perpetrados por D.B.A.F., antes de cumplir la mayoría de edad.

Asimismo, D.B.A.F. fue condenado a la pena única de 5 años y un día de presidio, por su responsabilidad como autor del delito de posesión, tenencia o porte ilegal de arma de fuego y de dos delitos de posesión, tenencia o porte de municiones. ilícitos perpetrados en marzo de 2018.

En tanto, el condenado B.N.A.F. deberá purgar dos penas de 5 años y un día de presidio, como autor de dos delitos de robo con fuerza en las cosas en lugar habitado o destinado a la habitación, ilícitos cometidos en marzo de 2018.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de los sentenciados para determinar sus respectivas huellas genéticas e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

Seguidilla de robos

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, “Que el día 12 de enero de 2018, en horas de la madrugada, D.B.A.F., en compañía de al menos un segundo sujeto, concurrieron en un automóvil marca Honda, modelo Fit, hasta la clínica Kinesiológica y de Salud de nombre ‘C-KINS’, ubicada en calle Serrano de esta ciudad, y con un elemento contundente forzaron la chapa de la puerta de entrada, ingresaron al inmueble y, una vez en el interior, sustrajeron dos notebook y una consola X-box con sus accesorios, entre otras especies, luego de lo cual huyeron con las especies en su poder a bordo del mencionado vehículo”.

Cinco días después, en horas de la tarde del 18 de enero de 2018, “los acusados D.A.F. y J.I.G.M., junto a otros sujetos no identificados, se trasladaron en un vehículo marca Honda, modelo Fit, color blanco, al inmueble ubicado en una parcela de la Villa El Alba del sector Cerro Sombrero de esta comuna, y mediante escalamiento, esto es, saltando el cierre perimetral, ingresaron al inmueble premunidos con armas de fuego, donde intimidaron a las víctimas de iniciales S.F.P.G, M.S.G.C y F.A.P.A., agrediendo a este último, quien resultó con lesiones de carácter leves, exigiéndoles que le entregaran el dinero, sustrayendo así la suma de $2.000.000 en dinero en efectivo y también un cheque, entre otras especies, para luego huir del lugar con dichas especies en su poder”.

El tercer hecho acreditado se registró a en horas de la tarde del 13 de febrero de 2018, “los acusados D.A.F. y J.G.M., junto a otros sujetos, se trasladaron a bordo de un vehículo marca Mitsubishi, modelo Outlander, y en otro vehículo marca Honda, modelo Fit, hasta el inmueble ubicado en pasaje Barriles de la comuna de Arica, lugar donde ejercieron fuerza en la chapa de la puerta de entrada mediante algún elemento contundente e ingresaron al inmueble, para luego, una vez en su interior, sustraer una gran variedad de perfumes de diferentes marcas, dos televisores, parlantes, quince licuadoras y varias prenda de vestir, especies de propiedad de la víctima de iniciales P.C.J.M, para luego huir los acusados del lugar con las especies en su poder”.

Modus operandi que reiteraron “el 22 de febrero de 2018, en horas de la tarde, el acusado D.A.F. junto con otros sujetos, se dirigieron al inmueble ubicado en calle Alonso Sánchez de la comuna de Arica, y por vía de escalamiento ingresaron al inmueble, en cuyo interior, y premunidos con arma blanca, abordaron a la víctima de iniciales M.M.P, tomándola del brazo llevándola al pasillo subiéndola al segundo piso de la habitación, exigiéndole que le entregara joyas y dinero. En esos momentos la victima de iniciales J.P.B.N. abrió la puerta de su habitación y observó al acusado y a los otros sujetos no identificados, trató de cerrar la puerta de su habitación sin lograrlo, siendo agredido en diferentes partes del cuerpo hasta que lo redujeron y lo dejaron boca abajo en su habitación, luego de lo cual los sujetos recorren el inmueble y encuentran una caja fuerte en el dormitorio de los padres de la víctima, exigiéndole a la víctima que entrega las llaves mientras lo golpeaban, reteniendo el acusado y los sujetos no identificados a las víctimas por un lapso de 30 minutos, donde sustrajeron diversas especies electrónicas, joyas y dinero en efectivo, para luego huir del lugar con las especies en su poder”.

Asimismo, “el 5 de marzo de 2018, en horas de la tarde, el acusado J.G.M. junto a otros sujetos no identificados, concurrieron a bordo de dos vehículos, uno de color azul, marca Honda, y otro un vehículo blanco marca Honda, modelo Fit, al inmueble ubicado en el pasaje Yareta Parcela del sector de Cerro Sombrero, y ejerciendo fuerza en la chapa de entrada mediante algún elemento contundente, ingresaron al inmueble. Una vez en el patio, se dirigieron donde se encontraba estacionado un vehículo de propiedad de la víctima R.M.F.B, ingresando al móvil y sustrayendo una radio marca Pioneer, color negro, con pantalla de 5 X 5, para luego darse a la fuga del lugar”.

Al día siguiente, “6 de marzo de 2018, en horas de la tarde, los acusados D.A.F. y J.G.M., concurrieron a bordo del vehículo marca Honda Fit, al inmueble ubicado en pasaje Carrizal de esta comuna, y ejerciendo fuerza en la chapa de la puerta de entrada mediante algún elemento contundente ingresaron al inmueble y, una vez en el interior, sustrajeron un notebook marca Toshiba, un notebook marca Compaq, además de diversas joyas, entre otras especies de propiedad de C.R.C.G, para luego huir del lugar con las especies en su poder”.

En tanto, “el 15 de marzo de 2018, en horas de la tarde, el acusado D.A.F. junto con L.M.M., concurrieron al inmueble ubicado en Ramón Carnicer de la comuna de Arica, ingresaron por vía de escalamiento, esto es, escalando el cierre perimetral del costado Norte del inmueble, y una vez en su interior, sustrajeron diversas pulseras y anillos, entre otras especies de propiedad de la víctima de iniciales N.E.A.O, especies que colocaron en un bolso para luego huir del lugar con las especies en su poder”.

Finalmente, “el 21 de marzo de 2018, en horas de la tarde, los acusados D.A.F. y B.A.F., junto a C.S.C. y L.M.M., utilizando los vehículos Mitsubishi, modelo Outlander, color blanco, de propiedad de A.M.G., pareja del acusado C.S.C., y del vehículo marca Honda, modelo Fit, color blanco, de propiedad de K.F.D., madre de los acusados D.A.F. y B.A.F., quienes se movilizaban en este último vehículo, se dirigieron en dirección al KM 1 ½, ruta 11 CH Villa los Conquistadores de esta comuna, lugar donde existe un condominio familiar, y una vez que se encontraba en la parte posterior del condominio ingresaron por vía de escalamiento, saltando una pandereta de dos metros de altura y una vez en el interior se dirigieron al inmueble signado como casa de propiedad de la víctima de iniciales K.S.I.L. ingresando al inmueble sustrayendo varios relojes de diferentes marcas, varias joyas, un notebook, un Play Station 3 con sus respectivos controles con diferentes juegos, además de una madera en el cual se encontraba los relojes y varios perfumes entre otras especies, para luego los acusados se dirigieron al inmueble signado como casa de propiedad de la victima de iniciales J.L.C.M y una vez en el interior sustrajeron un notebook marca Samsung color rosado, relojes de diferentes marcas , diferentes joyas, una maleta, dinero, además de una chequera del bancoestado, entre otras especies, y una vez con las especies en su poder huyeron del lugar”.

A raíz de lo anterior –prosigue–, personal de la SIP comenzó a realizar diligencias investigativas y en virtud de la información entregada por un testigo con respecto a los vehículos que habían participado en el robo de condominio y a través de la información que ya manejaban de que estos vehículos estarían vinculados en el delito de robo de diversos sectores de la comuna, ubicaron a los vehículos Mitsubishi tipo Station Wagon modelo Outlander y el vehículo Honda, modelo Fit color blanco, los cuales se encontraban estacionados en calle el Roble esquina Curalí de esta comuna, percatándose que del inmueble de calle El Roble de la comuna de Arica, iban saliendo los acusados, subiéndose el acusado B.A.F. al vehículo marca Honda modelo Fit color Blanco, mientras C.S.C., D.A.F. y L.M.M. abordaron un vehículo marca Mazda modelo Demio color gris. Por este motivo se procedió a la fiscalización de los acusados, en ese instante L.M.M., quien había abordado el vehículo marca Mazda, se dio a la fuga del lugar, instante en que carabineros detuvo a bordo del vehículo marca Mazda a C.S.C., quien se encontraba en el asiento del conductor, y al acusado D.A.F., quien se encontraba en el asiento trasero. Este último, al ver a carabineros arrojó al piso cinco proyectiles no percutados y al revisar su vestimentas se le encontró tres proyectiles con las mismas características ya señaladas, sin contar con la debida autorización para el porte y tenencia de las municiones, además al interior del vehículo Marca Mazda modelo Demio se encontró se encontró diferentes especies las cuales fueron sustraídas a las víctimas K.S.I.L y J.L.C.M y a otras víctimas; al acusado B.A.F. se le fiscalizó a bordo del vehículo marca Honda, color blanco, modelo Fit y en cuyo interior del vehículo se encontró una pistola a fogueo, una linterna electroshock, y dos relojes que fueron reconocidos por la víctimas K.S.I.L y J.L.C.M.”.

Continuando con las diligencias funcionarios de Carabineros ingresaron, previa autorización judicial, al inmueble ubicado en Curacaví, inmueble donde pernoctaba el acusado D.A.F. junto con su pareja I.A.B., donde se encontraron diversas especies producto de robos ocurridos en diversos domicilios, tales como un televisor marca Samsung de 48 pulgadas, una caja con varias joyas, un computador marca Lenovo, una pistola de aire comprimido, especies que había llevado al domicilio el acusado D.A. y cuyo origen ilícito conocía o no podía menos que conocer. Además, debajo del colchón de la cama matrimonial que utilizaban los acusados A.F. y A.B., fue hallado un revolver marca Taurus .38 con 05 proyectiles 38 mm. sin percutar; revólver que D.A.F. mantenía en su poder sin contar con la respectiva autorización para su porte o tenencia”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *