Corte de Arica confirma la prisión preventiva de imputado por homicidio frustrado y hurtos en servicentro

La Corte de Apelaciones de Arica rechazó el recurso presentado por la defensa y confirmó la resolución que decretó la prisión preventiva de Carlos Francisco Villalba Guzmán, imputado por el Ministerio Público como autor de dos delitos consumados de hurto simple y un delito frustrado de homicidio simple. Ilícitos que habría perpetrado en 3 y 7 de mayo y el 8 de julio recién pasado, en un servicentro de la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 239-2021), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por el ministro Pablo Zavala Fernández, el fiscal judicial Juan Manuel Escobar Salas y el abogado (i) Ricardo Oñate Vera– confirmó la resolución impugnada, dictada por el Juzgado de Garantía de Arica, al compartir que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de sociedad.

“Atendido el mérito de los antecedentes, lo expuesto por los intervinientes en estrado, de los cuales se desprende que, sin perjuicio de lo que se pueda debatir en otras etapas sustanciales del proceso, en la especie se dan todos y cada uno de los supuestos que señala el artículo 140 del Código Procesal Penal y en relación al capítulo que refiere la letra c), se estima que la libertad del imputado Carlos Villalba Guzmán, constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, habida consideración a la gravedad de la pena asignada a uno de los delitos imputados y el número y entidad de los hechos punibles que se le atribuyen, SE CONFIRMA, la resolución de diez de julio del año en curso, dictada en la causa RIT O- 5498-2021, RUC 2100633566-4 del Juzgado de Garantía de esta ciudad”, sostiene el fallo.

Según el ente persecutor, alrededor de las 21:35 horas del 23 de mayo de 2021, el imputado llegó hasta el servicentro Shell, ubicado en avenida Manuel Castillo Ibaceta de Arica, conduciendo un vehículo y solicitó a un dependiente llenar el estanque con bencina de 93 octanos. Una vez que el trabajador cargó el combustible, Villalba Guzmán se dio a la fuga sin pagar el importe de $44.153.

Modus operandi que el imputado reiteró el 27 de mayo pasado, jornada en que a las 20:25 horas aproximadamente, huyó de la misma estación de servicios, tras cargar $40.000 (cuarenta mil pesos) de bencina de 93 octanos.

Finalmente, el 8 de julio recién pasado, alrededor de las 6:20 horas, Villalba Guzmán volvió a la estación de servicios, solicitando nuevamente el llenado del estanque del vehículo en que se movilizaba, pero fue reconocido por los trabajadores, quienes estaban al tanto de su modo de proceder. En dicho contexto, la víctima, K.H.G., se situó frente al automóvil con la intención de sacarle fotografías, pero el imputado aceleró y la atropelló, causándole lesiones de carácter grave, para luego darse a la fuga del lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *