Oportunidades de Investigar en Pandemia

Grisselle Marín Muñoz

Directora Carrera de Psicología

Universidad Santo Tomás Sede Arica

En el último tiempo, los medios de comunicación han centrado su atención en el COVID-19, no podría ser diferente si pensamos que estamos hablando de una Pandemia con una magnitud impresionante por su extensión en distintos países, impensado tiempo atrás, la cual nos ha impactado no solo en salud, sino también en lo laboral, familiar, personal y educacional-formativo. Esto también se ha visto reflejado en nuestras conversaciones según lo informa el Canal de comunicación Univisión o la Agencia EFE de España (abril 2020), aludiendo a que las palabras frecuentes más utilizadas actualmente o consultadas en el Diccionario de Lengua Española (DLE) son pandemia, cuarentena, confinar, N° de contagiados, N° de fallecidos, lavado de manos, distanciamiento social, videollamadas, teletrabajo, entre otros.  Hemos estado adecuando nuestras acciones según las Normas Sanitarias que la contingencia requiere, modificando por ejemplo la forma de “vivir duelos”, de mantener el “distanciamiento social”, la forma de “convivir más tiempo con nuestros seres queridos con nuevas rutinas” y por supuesto la forma “de trabajar y estudiar”.

El hecho es que muchas personas han perdido o han visto afectada su principal fuente de ingresos, reinventando cómo obtener ganancias, otros han estado arriesgando su salud para atender las necesidades de la comunidad, y otras personas han adecuado sus trabajos (horarios, espacio físico en sus hogares) a la modalidad del Teletrabajo… que llegó para quedarse por un buen tiempo… Esto nos ha planteado “obligadamente” nuevos desafíos para sobrellevar modificación a nuestros estilos y sistemas de vida, incluyendo el gran desafío de educar y formar a los hijos en un mundo tecnológico que está al alcance de ellos con tan solo un click.  Por ello, se vuelve tan relevante la masificación de las redes sociales, ya que dan origen a un nuevo estilo en la forma de comunicarnos.

Así es como estos desafíos han permitido que surjan oportunidades y que muchas personas desarrollen nuevas destrezas para afrontar los procesos, que en el mundo de la Educación Superior no estamos exentos de estudiar e investigar. Prueba de ello es que la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo abrió la posibilidad de postular Proyectos de Investigación sobre el Coronavirus, y cuatro de nuestros Académicos de la Sede Arica en conjunto con investigadores de otras regiones se encuentran participando en diversos proyectos investigativos.  La participación en estas investigaciones aportará sin duda a seguir contribuyendo como Universidad Santo Tomás a intervenir y apoyar al país en lo que estamos enfrentando como comunidad, recalcando que el real antídoto de la epidemia es la cooperación, el trabajo en conjunto, la empatía y la resiliencia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *