Corte de Arica confirma la prisión preventiva de imputado por homicidio calificado en la población Miramar 3

La Corte de Arica rechazó hoy –miércoles 17 de junio– el recurso de apelación interpuesto por la defensa y confirmó la medida cautelar de prisión preventiva de Gerardo Ulises González Morales, imputado por el Ministerio Público como autor del delito de homicidio calificado. Ilícito perpetrado el 26 de mayo recién pasado.

En fallo unánime (causa rol 296-2020), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Marcelo Urzúa Pacheco, Pablo Zavala Fernández y José Delgado Ahumada– confirmó la resolución impugnada, dictada por el Juzgado de Garantía de Arica, por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad.

“Habiendo oído a los intervinientes y teniendo especialmente en consideración lo expuesto por el Ministerio Público en cuanto a la declaración prestada por los testigos, hasta ahora en la investigación, se da a su respecto el requisito previsto de la letra b) del artículo 140 del Código Procesal Penal y habida consideración de la pena asignada la delito por el cual ha sido formalizado Gerardo Ulises González Morales, esto es, de homicidio calificado, que tiene pena de crimen, conforme lo dispone la letra c) del precitado artículo 140, la libertad del encartado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, por lo que SE CONFIRMA la resolución apelada de diez de junio del año en curso, dictada en la causa RIT O-4195-2020, RUC N° 2000536393-5, del Juzgado de Garantía de esta ciudad”, sostiene el fallo.

Según el Ministerio Público, aproximadamente a las 18.30 horas del martes 26 de mayo de 2020, González Morales y su hijo Víctor Amilkar González Bravo (imputado y en prisión preventiva en la causa) sostuvieron una fuerte discusión con la víctima al interior de uno de los blocks de departamentos ubicados en la calle Lionel Valcarce y Calle 3, población Miramar 3, lo que fue observado por varios testigos.

En el momento en que la víctima intentó alejarse del lugar, padre e hijo lo siguieron y acorralaron en un pasaje. Lugar donde González Morales siguió discutiendo con la víctima; en tanto, González Bravo le propinó una estacada con arma blanca en el cuello. La víctima alcanzó a dar unos pasos antes de caer desvanecido. Trasladado de urgencia al Hospital Juan Noé de la ciudad, falleció al día siguiente, debido a un shock hipovolémico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *