1542 ariqueños han acudido a la SEC para reclamar por sus boletas de luz

Desde que empezó el Estado de Catástrofe, producto de la pandemia por el Covid-19, desde el 18 de marzo hasta la fecha, un total de 1.542 usuarios de hogares ariqueños han reclamado a la dirección regional de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) de Arica y Parinacota, por los cobros en sus cuentas de luz. Sólo en el mes de mayo, llegaron 800 reclamos.

La información la entregó el superintendente de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), Luis Ávila, al senador, José Miguel Durana, durante una reunión que solicitó el parlamentario al ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, para abordar las medidas que ha tomado el gobierno para velar por el cumplimiento del proceso tarifario.

En la ocasión, el secretario de Estado explicó que el gobierno, a través de la SEC, ha estado monitoreando la correcta aplicación de la “facturación provisoria”, proceso establecido en la normativa vigente que faculta a las empresas de distribución eléctrica, para promediar el consumo de los últimos seis meses de sus clientes, cuando no es posible la toma de lectura.

En este mismo sentido, aclaró que las tarifas eléctricas no han experimentado un alza, puesto que quedaron congeladas, mediante la ley que crea un mecanismo transitorio de estabilización de precios de la energía eléctrica para aquellos clientes sujetos a la regulación de tarifas que fue publicada en el mes de noviembre del año 2019, luego de intensas gestiones por parte del Ejecutivo.

Por su parte, el superintendente de la SEC dijo que, en la actualidad, en su gran mayoría, hoy en día, se está tomando la lectura de los medidores de la luz de las casas y del comercio, de forma presencial, por lo que en aquellos casos que existan diferencias entre lo facturado y lo realmente consumido, las compañías eléctricas lo tendrán que corregir, dejando un saldo a favor o haciendo la respectiva devolución.

En aquellos casos clientes con facturas provisorias por menos de lo realmente consumido, las empresas deberán dar facilidades, si es que así lo piden los usuarios, para pagar la diferencia, en cuotas sin reajuste, multas ni intereses. La forma de pago será acordada entre ambas partes, pero debe ser al menos igual al número de períodos en que se facturó provisoriamente.

Por su parte, el legislador afirmó que producto de la pandemia, la situación económica de muchos hogares en el país y en la región, ha decaído y por lo mismo, le causa preocupación que tengan que asumir el alza de sus cuentas de luz, producto de la facturación provisoria, una medida permitida pero no acorde a los bolsillos de las familias afectadas en sus cuentas.

“Espero que el gobierno siga fiscalizando a la compañía eléctrica, al objeto de que se cumpla con otorgar las facilidades a aquellos clientes cuya facturación les ha perjudicado en estos difíciles meses que vivimos como país, producto de la peor crisis sanitaria de los últimos 100 años”, precisó el senador, José Miguel Durana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *