La corrupción es un obstáculo a la productividad, a la competitividad, a la inversión y por tanto al crecimiento.

A propósito que el índice de percepción de la corrupción muestra un estancamiento de la lucha contra la corrupción en la mayoría de los países.

El análisis revela que la corrupción está contribuyendo a una crisis de la democracia a escala global

Berlín, 29 de enero de 2019 – El Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2018, publicado hoy por Transparency International, revela la incapacidad de la mayoría de los países para controlar la corrupción, lo que a su vez contribuye a una crisis de la democracia en todo el mundo.

El IPC de 2018 se nutre de 13 encuestas y evaluaciones realizadas por expertos para medir la corrupción en el sector público de 180 países y territorios, a los cuales se les asigna una puntuación de 0 (corrupción elevada) a 100 (transparencia elevada). Los resultados pueden consultarse en: www.transparency.org/cpi2018

MAPA

El indicador más aceptado y citado en el estudio de la corrupción es el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) elaborado por Transparencia Internacional, cuya metodología permite comparar desde 1995 los niveles de percepción de la corrupción de más de 170 países. Cada país obtiene una calificación de 0 a 100 donde 0 es altamente corrupto y 100 es muy limpio (ausencia de corrupción). Dichas calificaciones permiten crear un ranking mundial de la corrupción.

El IPC de 2018 se nutre de 13 encuestas y evaluaciones realizadas por expertos para medir la corrupción en el sector público de 180 países y territorios, a los cuales se les asigna una puntuación de 0 (corrupción elevada) a 100 (transparencia elevada). Los resultados pueden consultarse en: www.transparency.org/cpi2018

MÉXICO

VER AQUÍ ANATOMÍA DE LA CORRUPCIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *