Piden a Consejo de Ministros para la Sustentabilidad que no se cobre por reciclar en regiones extremas

El cobro de aranceles que realiza el Servicio Nacional de Aduanas a las regiones que se encuentran sometidas al régimen de Zona Franca y que retiran desechos y los envían a otras regiones que cuentan con plantas de reciclaje, ha desincentivado una práctica que crece en Chile y el mundo y que permite la sustentabilidad del medio ambiente.

Por lo mismo, la Comisión Especial de Zonas Extremas y Territorios Especiales del Senado que preside el senador, José Miguel Durana, acordó solicitar al Consejo de Ministros para la Sustentabilidad que preside la Ministra del Medio Ambiente, para que en su próxima sesión del 27 de marzo próximo, se pronuncie sobre este problemática que les afecta.

La idea es que adopten un acuerdo sobre la propuesta del reglamento que establecerá metas y obligaciones asociadas a la responsabilidad extendida de los productores de neumáticos, lamentando que, de no mediar una solución legal o administrativa que subsane el problema reseñado, las regiones extremas estarán impedidas de disponer y valorizar este producto prioritario.

Según explicó el parlamentario, la interpretación de Aduanas es que lo reciclado no constituyen desechos destinados a ser eliminados sino, más bien, compone fuentes de insumos para ser utilizados en la fabricación de materias primas para procesos industriales que darán origen a nuevos productos factibles de ser comercializados y generar un beneficio económico a terceros.

“Los beneficios tributarios con que cuentan las regiones extremas son tremendamente valiosos para adquirir materias primas e insumos, pero perjudiciales para reciclarlos porque al pago del impuesto se suma el artículo 1 del decreto 1.358 del Ministerio de Salud que no permite sacar a ninguna otra región del país, neumáticos usados, reacondicionados o recauchados lo que nos perjudica aún más”, precisó Durana.

 La Encuesta Nacional de Medio Ambiente 2018 reveló para Arica y Parinacota, que la principal preocupación ambiental que tiene la comunidad se asocia a la generación de residuos, el mal manejo que estos reciben y la contaminación que provocan en la ciudad, hecho que se contrasta con la baja tasa de reciclaje que exhibe Arica en el contexto nacional, siendo la menor del país.

“Esta situación se debe a la falta de iniciativas que fomenten el reciclaje, que es concordante con las limitaciones existentes. Destacable eso sí que pequeñas empresas locales han incursionado en esta materia y se hallan recolectando y almacenando residuos mientras aguardan una mejora de las condiciones del mercado y a nivel normativo que les permitan financiar y rentabilizar el negocio en Arica”, dijo el senador Durana. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *