Intendenta de Arica y Parinacota informó que tras fuerte sismo no existirían daños de consideración en la región

  • Onemi explicó que dos percepciones simultáneas de sismo VII Mercalli activaron sirenas y protocolo de evacuación en el borde costero por posible tsunami, el que fue descartado minutos más tarde por el SHOA.

Desde la sede de la Onemi en Arica, la intendenta de la región de Arica y Parinacota, María Loreto Letelier, entregó en detalle los resultados del fuerte temblor que a las 5:50 horas presentó intensidad VII Mercalli y magnitud 7.0 Richter, este viernes 1 de marzo en Arica. El epicentro se registró a 139 kilómetros al norte de Arequipa, Perú, donde alcanzó una magnitud de 7,3 Richter.

Luego de realizar un Comité Operativo de Emergencias (COE), informó que “afortunadamente, no hubo mayor afectación de personas. Sin embargo, nos reportaron que una señora cayó por las escaleras y está sin riesgo vital. Tampoco tenemos registro de daños importantes en viviendas o edificios. Sólo algunos deslizamientos de rocas en el sector de la 11CH y en la ruta 5 Norte”.

Asimismo, agregó que “todos los servicios se encuentran disponibles, y que no se produjeron cortes en ninguna zona, según se nos ha informado”.

En cuanto al paso fronterizo con Perú, la jefa regional indicó que “se encuentra funcionando con normalidad. Sólo se suspendió un par de minutos el paso del complejo Chacalluta, por protocolo, frente a la emergencia”.  

ONEMI EXPLICA PORQUÉ SE EVACUÓ

La Onemi, frente al sismo de mayor intensidad, alertó a las 6:00 horas por mensaje de texto a todos los teléfonos celulares de los ariqueños por un posible tsunami en la zona costara del norte del país. “El Sistema de Alerta de Emergencia (SAE) se activó porque existieron dos percepciones en zonas costeras de intensidad siete en la escala de Mercalli, activando el protocolo en donde debemos declarar alarma preventiva de evacuación, y activar las sirenas en el borde costero”, señaló el director regional de Onemi Franz Schmauck. Frente la alerta, cerca de 1.200 personas evacuaron el borde costero.

Luego, a las 6.20 horas se canceló la evacuación preventiva, debido a que el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile aseguró que no se reunían las características para que se generara un tsunami en la zona. “La acción fue correcta en el contexto de salvaguardar la vida de las personas, mientras se obtenía la información técnica del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (SHOA), que descartó un Tsunami”, sostuvo Schmauck.

Al respecto, Letelier valoró que las personas se hayan movilizado de forma preventiva, y que las comunidades se apoyaran entre sí, ejemplo de la evacuación donde vecinos asistieron en un hogar de ancianos. Asimismo, hizo un llamado para que, en la próxima emergencia, las personas lo hagan a pie y no en vehículos como lo hizo parte de la población, que generó congestión y dificultó la salida hacia las zonas de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *