Conjunto Habitacional Coraceros no es factible bajo ninguna mirada

Autoridad pide que denuncia interpuesta ante el Ministerio Público se acelere, debido a los últimos acontecimientos, que requiere dar con los responsables.

Arica, 04 de febrero de 2019
“El proyecto habitacional Coraceros nació sin posibilidades técnicas de realizarse, se jugó las necesidades de las familias a las que se les prometió una solución habitacional en un sector que a todas luces carece factibilidad y desconocer ello es de una irresponsabilidad que raya en la incompetencia”, afirmó el seremi de Vivienda y Urbanismo, Giancarlo Baltolu Quintano.
La autoridad se refirió al tema, tras los dichos del ex director del Serviu, a quien llamo a ser autocrítico y reconocer el tremendo error al no solo adquirir terrenos inviables a un alto costo, sino que prometer soluciones a la comunidad que no tenían futuro. Enfatizó que “nuestra gestión se caracteriza por responder a la gente en forma seria y responsable, razón por la cual esperamos se haga justicia y que la denuncia interpuesta en el Ministerio Publico arroje claridad sobre las irregularidades cometidas en la compra de esos terrenos”.
El seremi enfatizó que el plan maestro de la Universidad Católica, se suspendió debido a que no se contaba con los recursos para los estudios conexos que implicaba una alternativa responsable con estos terrenos; constituyendo ello una nueva promesa que no tenía asidero. A lo que se debe agregar se requerían estudios específicos que determinaran el área de riesgo del río Acha, estudio patrimonial y más aún cambio de plan regulador.
Cabe destacar que dichos terrenos se encuentran fuera del radio urbano, es decir corresponden a un área rural, para lo cual la Ley General de Urbanismo y Construcciones establece en el Artículo 55º que “ Fuera de los límites urbanos establecidos en los Planes Reguladores no será permitido abrir calles, subdividir para formar poblaciones, ni levantar construcciones, salvo aquellas que fueren necesarias para la explotación agrícola del inmueble, o para las viviendas del propietario del mismo y sus trabajadores, o para la construcción de conjuntos habitacionales de viviendas sociales o de viviendas de hasta un valor de 1.000 unidades de fomento, que cuenten con los requisitos para obtener el subsidio del Estado”, condición que evidentemente se contrapone con los costos asociados no solo a la habilitación del terreno, sino también a la construcción de soluciones habitacionales con el estándar del ministerio.
Actualmente estos terrenos son ocupados por el curso errático del Rio Acha, el cual por sus características morfológicas genera riesgo de inundación en los sitios, lo que imposibilitaría la edificación u ocupación permanente en esta zona, que quedó de manifiesto en esta emergencia. Por ello tratar de justificar esta inversión resulta ofensivo para quienes esperan por años una solución habitacional y más aún para quienes se vieron afectados y tuvieron que evacuar, enfatizó el seremi Baltolu.
Agregó que dadas estas y otras condicionantes la habilitación del terreno, implican obras civiles que encarecen el costo de las viviendas cuyo tope es de 1000 UF en lo que nos rige hoy y más aún en el momento de la compra.
Por ello, la autoridad explicó que se ha pensado utilizar esos terrenos para implementar un proyecto de espacio público que permita dar nueva vida a la entrada sur de la ciudad.
ANTECEDENTES
Es por ello, que el 17 de agosto , el seremi de Vivienda y Urbanismo, Giancarlo Baltolu procedió a interponer una denuncia ante el Ministerio Público, a objeto de solicitar investigación contra todos los que resulten responsables, en las irregularidades producidas por la compra de 9 lotes ubicados en la ruta cinco sur, Quebrada de Acha, en el sector denominado “Coraceros”. Terrenos que fueron adjudicados por el Serviu, tras una inversión de poco más de 3770 millones de pesos provenientes del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas (PEDZE).
La denuncia se enmarca en el proceso de adquisición por parte de SERVIU Arica y Parinacota a la Compañía Minera Colón Tocopilla Limitada de los lotes 5 al 10 y 12 al 14 del inmueble ubicado en la carretera Panamericana Sur en diciembre de 2015.
Entre las observaciones planteadas, se indicó que los lotes en cuestión presentan una serie de particularidades que hacen necesaria una elevada inversión para su habilitación, tales como realizar obras de canalización por tratarse de una zona inundable, ubicar y proteger los sitios arqueológicos de Hombre de Acha, el cual es anterior a la Cultura Chinchorro; respetar las concesiones mineras existentes en el lugar, superar las dificultades de construir cerca de torres de alta tensión y en definitiva realizar las obras de habilitación de los sitios útiles desde el punto de vista urbanizable para el desarrollo de proyectos de construcción de viviendas sociales.
El seremi de Vivienda, Giancarlo Baltolu precisó que “sin perjuicio del valor de compra, el cual resulta excesivo y totalmente desproporcionado para las características reales del terreno, lo que resulta difícil de entender es que se haya insistido, a pesar de informes desfavorables, en adquirir un terreno no apto para el desarrollo de un proyecto inmobiliario para viviendas sociales, y que de realizarlo significa una inversión extremadamente alta para las arcas fiscales. En otras palabras, el hecho de adquirir un terreno que no se puede utilizar constituye, por sí solo, un inexplicable despilfarro de recursos fiscales”. Finalmente Baltolu que “cuando uno es autoridad debe ser prudente y responsable con los recursos públicos, con las expectativas de la comunidad, y no está para darse gustitos personales que son financiados por todos los chilenos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *