BH Arica detuvo a un hombre imputado por el delito de Parricidio Frustrado en contra de su hijo de tan solo un mes.

La madre lo dejó con su progenitor mientras ella salió a hacer trámites y al regresar se encontró con que el lactante no reaccionaba.

Con riesgo vital internado en la UCI pediátrica del hospital regional Juan Noé de Arica permanece un menor de tan sólo un mes producto de las lesiones y fracturas causadas aparentemente por su padre, quien se encontraba cuidándolo mientras su madre no estaba en casa.

El hombre de 27 años identificado con las iniciales F.R.L.G., fue detenido por detectives de la Brigada de Homicidios de Arica por su responsabilidad que le cabe en el delito de Parricidio Frustrado en contra de su hijo, quien se debate entre la vida y la muerte producto de diversas lesiones que presenta.

El hecho se produjo en Tacna, donde vive la pareja con el menor de nacionalidad chilena. La madre del lactante, de nacionalidad peruana, en horas de la tarde del día 8 de Enero, deja al menor al cuidado de su padre por un período menor a una hora. Al regresar y querer amamantarlo, la mujer se percata que el bebé no reaccionaba, observando un hematoma y escoriaciones en su región costal izquierda. Durante la noche el menor presenta convulsiones, por lo que junto a su pareja, deciden viajar a Arica para ser tratado en el hospital local.

En el centro asistencial, los médicos que atendieron al menor informan de la gravedad de la situación, siendo la fiscalía local que instruye que sea la BH que investigue. “Los detectives, al entrevistarse con los facultativos, estos señalan que el lactante presenta múltiples lesiones, siendo la de mayor gravedad una Fractura Temporoparietal derecha con hematoma subdural, presentando complicaciones secundarias por edema, de carácter grave y en riesgo vital, estas lesiones son traumáticas y compatibles con agresión”, informó el jefe de la Brigada de Homicidios Arica, Subprefecto Carlos Bartheld.

Fue así que los detectives trasladaron a los padres del infante hasta el complejo policial Belén donde tomaron declaración a ambos. Según trascendió, la madre habría declarado que el 31 de diciembre recién pasado, el bebé ya había sufrido una situación similar, ya que en esa oportunidad habría observado hematomas en una de las piernas del menor, lo que ocurrió también mientras este se encontraba al cuidado de su padre. Debido a las inconsistencias en su declaración, el padre del menor fue detenido, negando en todo momento las lesiones del lactante mientras estaba bajo su cuidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *