Alfredo Moreno recibe colaboración de dos ministras francesas para la nueva política de adulto mayor

Agnes Buzyn, y su antecesora, Marisol Touraine, explicaron a su par chileno el modelo francés, que apunta a la prevención y al cuidado residencial de la tercera edad.

La última actividad del ministro Alfredo Moreno antes de dejar París fue una reunión de trabajo con Agnes Buzyn, ministra de la Solidaridad y Salud francesa, y su antecesora, Marisol Touraine, ex ministra de Asuntos Sociales y Salud. La cita duró poco más de una hora y en ella, el jefe de Desarrollo Social chileno pudo conocer cómo Francia ha enfrentado el envejecimiento de su población.

“Chile tiene una población de las que más rápido envejecen en el mundo. En el continente americano, somos los más envejecidos junto con Canadá”, dijo el ministro Moreno y explicó que el país no está preparado para enfrentar un fenómeno como el que vive actualmente, en el que el 19,3% de su población corresponde a adultos mayores. Fue por eso que la embajada chilena en París organizó el encuentro, en el que el secretario de Estado activó lazos para intercambiar buenas prácticas.

La ministra Buzyn explicó a su par chileno que en Francia existen varios tipos de acompañamiento a los adultos mayores, tanto de servicio como de cuidado, pero lo primordial es facilitar la vida de las personas que tienen a sus adultos mayores en casa.

Desde los años 70, en Francia, las leyes obligan a los hijos a cuidar de sus padres durante la vejez, explicaron las autoridades anfitrionas. La ex ministra Touraine agregó que aún resta mucho por trabajar en prevención, sobre todo en temas de demencia y enfermedades asociadas, pero que el foco está claro y tiene relación con el cuidado y el “housing”, un modelo de cuidado residencial de adultos mayores que ha sido exitoso en algunas regiones de Francia.

Para el ministerio que dirige Agnes Buzyn, la prioridad es mantener a las personas saludables y en sus casas. Ese es el modelo que están trabajando. Luego, el Estado provee servicios y subsidios, que van desde personal de apoyo a domicilio para cuidadores hasta financiamiento para remodelación de baños o implementación de espacios especiales en las casas cuando una familia no cuenta con todos los recursos. Existen además ayudas para limpieza del hogar, para conseguir comida o para poder tener servicios de enfermería. Hay todo tipo de ofertas, algunas más innovadoras, otras más eficientes.

En la reunión, que se desarrolló en el edificio del ministerio de la Solidaridad y Salud, las ministras ofrecieron a Alfredo Moreno poder conocer todos los modelos que se han implementado en Francia para la tercera edad, tanto desde el mundo privado como desde organizaciones de la sociedad civil.

Después, el ministro de Desarrollo Social abordó un vuelo rumbo a Suiza, donde ya se encuentra para tomar parte desde mañana en el Foro Económico Mundial de Davos, el segundo destino de su gira de trabajo por Europa. El primero fue la capital francesa, donde la semana pasada expuso en la OCDE sobre el programa Compromiso País.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *