Vecinos despidieron exitoso paso del Programa Quiero Mi Barrio por Miramar

3 años de intervención urbano-social

Arica. – Una verdadera fiesta ciudadana se vivió en la despedida del Quiero Mi Barrio en Población Miramar, sector que enfrenta nuevos desafíos tras la partida del programa, que en su paso de tres años dejo importantes obras, fortaleciendo a sus dirigentes y empoderando a toda una comunidad a través del Consejo Vecinal de Desarrollo.
La actividad contó con la presencia del seremi Minvu, Giancarlo Baltolu, jornada donde los protagonistas fueron los vecinos del sector, encabezados por la presidenta del Consejo Vecinal de Desarrollo –CVD-, Inés Páez.
Que las familias vuelvan a vivir con calidad de vida en los barrios, es uno de los compromisos del Presidente Sebastián Piñera y el Programa Quiero Mi Barrio apunta a ello, comentó el seremi del Minvu, Giancarlo Baltolu, destacando la importancia del programa en el desarrollo y revitalización de un sector tan emblemático como Miramar “el proceso de intervención no estuvo exento de dificultades, pero los resultados fueron positivos y están a la vista, obras concretas priorizadas por los vecinos, una comunidad participativa y dirigentes comprometidos durante todo el proceso de intervención, nos habla de la importancia de un programa que llega al corazón de los barrios”
En Plaza Maracaibo se fue congregando la familia y vecinos del sector entorno a los juegos infantiles y una parrilla de artistas locales finalizando al ritmo de Villa Orquesta que hizo bailar a los vecinos y vecinas.

Balance
En el balance, el Barrio Miramar, no sólo recibió poco más de 468 millones en obras levantadas participativamente como la Plaza Maracaibo; Cancha Miramar; Recambio de Luminarias, sino que la presencia del programa se tradujo además en pavimentación de 13 pasajes a través del Programa de Pavimentación Participativa (PPP), 60 viviendas beneficiadas con el Programa de Protección al Patrimonio Familiar (PPPF), a través de la ejecución de cierres perimetrales, y mejoramiento interior de la vivienda.

En el adiós, Inés Paéz, presidenta del Consejo Vecinal de Desarrollo CVD Barrio Miramar, enfatizó “el paso del Quiero Mi Barrio, fue todo un desafío que dejó una huella en el sector imborrable, Plaza Maracaibo es una de ellas, donde fuimos testigos de cómo un sitio eriazo, inseguro, se transformó en una hermosa Plaza. Las obras físicas quedan, ahora debemos ser nosotros con todo lo aprendido estos años, proyectarnos para seguir mejorando nuestro barrio”.
Estamos muy agradecidos del Quiero Mi Barro, de los profesionales que pasaron por el sector durante este tiempo, quienes nos ayudaron desde cómo organizarnos a como postular proyectos, hoy tenemos las herramientas para enfrentar nuevos desafíos”, comentó la dirigente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *