Tribunal Oral de Arica condena a 541 días de presidio remitido a autor de almacenamiento de material pornográfico infantil

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Arica condenó a Ricardo Franco Mendoza García a 541 días de presidio, con el beneficio de la remisión condicional de la pena, en calidad de autor del delito de adquisición o almacenamiento de material pornográfico infantil. El ilícito fue perpetrado en abril de 2016, en la ciudad.
En fallo unánime, el tribunal aplicó, además, a Mendoza García la accesoria legal de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena, más el pago de las costas de la causa.
El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que el 17 de diciembre de 2015, se ingresó una denuncia formulada por la Brigada Investigadora de Cibercrimen de Valparaíso por los delitos de almacenamiento de material pornográfico infantil, derivada por el FBI del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, la que daba cuenta de la denominada operación “Pacifier”, investigación internacional sobre un foro dedicado a la producción, distribución y difusión de material pornográfico infantil llamado “Playpen” con más de 60 mil miembros a nivel mundial, que utilizaban el navegador “TOR” de la red oculta conocida como “Deep Web”.

Mediante técnicas especializadas de investigación, el FBI pudo establecer las direcciones de IP desde las cuales se registraban y conectaban aquellos usuarios que más participaban del foro, obteniendo 140 reportes de usuarios cuyas IP correspondían a Chile.
Una vez analizada la información proporcionada por el FBI, se clasificó a los usuarios por el nombre que usaban en el foro, fechas, rango de horario y datos de conexión.
Asimismo, se obtuvo de las empresas proveedoras de internet, el nombre de los titulares de los contratos de prestación de servicios, estableciéndose que dentro de la comuna de Arica, una dirección IP que corresponde al domicilio de Ricardo Franco Mendoza García, ubicado en la villa Bosque Azapa, desde donde se estaría descargando el material prohibido.
Contando con la autorización judicial, personal de la policía civil, con el apoyo de peritos del Cibercrimen, el 12 de abril de 2016, ingresó a dicho domicilio, “encontrando en poder del acusado un gran número de aparatos computacionales, entre ellos un notebook Toshiba y un dispositivo disco duro marca Western Digital, desde los cuales a modo de muestra se encontró 3 imágenes y 11 videos de material pornográfico infantil, respectivamente y luego de terminado su análisis se concluyó que en dichos soportes computacionales, propiedad del acusado, este obtuvo, accedió, bajó y almacenó abundante material pornográfico infantil, teniendo el acusado pleno conocimiento de sus actos, dada su calidad de profesional del área y desempeño universitario”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *